623-444-2606
Debbie Polisky, MS, MBA

¿No le encantan los bocados?

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Queridos Amigos,

¿A veces se sienten así?

Cuando pienso en los bocados, lo primero que me viene a la mente es sentarme en el sofá, encender la televisión y comerme una bolsa grande de papas fritas. Mmm, ¡delicioso!

¿Por qué pensamos por lo general que los bocadillos no son saludables – bolsas de ingredientes salados, con alto contenido de grasa y de azúcar – muchos de los cuales no podemos pronunciar ni tampoco hemos visto – aceites parcialmente hidrogenados, sirope de maíz con alto contenido de fructosa, maltodextrina, sólidos lácteos?

Elegir bocadillos inteligentes

Los vegetales y las frutas proporcionan una alternativa saludable con menos calorías. Una comida colorida le permite obtener más fitonutrientes – ¡aquellas sustancias saludables que nos protegen contra todo tipo de enfermedades crónicas!

¿Está buscando un bocadillo para la mañana?

Coma un tazón pequeño de cereal de grano integral junto con fruta cortada – melocotones, manzanas, fresas o guindas. Reduzca la cantidad de grano reemplazándolo con más frutas frescas.

Mezcle sin cesar...

Si tiene a mano una licuadora – incluso aquellas de tamaño individual – ¡entonces cree magia con leche o yogur descremados y sus frutas favoritas! Otra alternativa es exprimir vegetales frescos juntos con solo media onza de sus nueces favoritas – almendras, manís, pacanas, ¡para disfrutar esa dosis adicional de proteínas!

Ready to get healthy?

Contact Debbie today for a Nutrition Consultation!

¿La máquina expendedora cuando tiene antojos?

No es fácil resistir un paseo por la tarde, cerca de la máquina expendedora, si no está preparado para ello. Sí, ha llegado la tarde y está a la espera de algún bocadillo para que le dure hasta la cena… Puede encontrar cien calorías o menos en una manzana o banana mediana, una taza de arándanos o uvas, una taza de zanahorias o brócoli que puede acompañarse por una salsa casera sin grasa. Esa crocantez adicional lo saciará y así evitará el impulso automático de comer “lo que sea que encuentre en la nevera” cuando llega por la noche.

Los niños adoran...

Si se está preguntando qué puede darle de comer a su hijo, prepare rodajas de fruta en una brocheta o mezcle vegetales crudos como brócoli y pimientos entre la fruta. Use vegetales crudos para que sus hijos creen “caras cómicas” tales como zanahorias para las narices y rodajes de rábanos para las orejas. Pruebe vegetales crudos con salsa casera para tener un doble impacto – muy saludable y a sus hijos les encantará sumergir los vegetales y jugar con su comida.

Comparta sus Comentarios:

¿Qué cambios ha hecho en sus bocadillos?

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Comment