623-444-2606
Debbie Polisky, MS, MBA

Una visita al supermercado

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Queridos Amigos,

¿A veces se sienten así?

No soporto hacer las compras en la tienda de comestibles. Lleva mucho tiempo y termino gastando más de lo que tenía pensado. Incluso cuando hago una lista, las tentaciones están por todas partes...

Todos tenemos que hacer las compras, aunque no tengamos ganas. Pero, con tantos productos entre los cuales elegir, tendemos a pasar mucho tiempo en la tienda de comestibles. ¡Y no siempre elegimos productos nutritivos porque las etiquetas de los alimentos son muy confusas!

¿Las letras grandes o chicas?

Lo primero que vemos cuando elegimos un producto son las letras grandes de la etiqueta. En cambio, es importante prestar atención a las letras chicas, tales como la lista de ingredientes y, según nuestra salud, podemos comprobar las cantidades de azúcar, colesterol, grasas o sodio.

¡Vayamos hacia los cereales! ¿Fortificados, enriquecidos, agregados o extras?

Esto se refiere a los nutrientes tales como minerales y fibras que fueron extraídos durante el proceso industrial y que se vuelven agregar (tanto minerales como vitaminas) al final del proceso. Elija cereales con bajo contenido de azúcar y alto contenido de fibras. Un producto con más de 5 gramos de fibras es una comida de alto contenido de fibras. En promedio, los adultos necesitan aproximadamente 25 a 35 gramos de fibras por día.

¿Tiene sed?

Si a sus hijos o nietos les gusta los jugos, elija aquellos que contengan “100% jugo de fruta” sin azúcar agregada en lugar de aquellos que solo tienen muy poco jugo o más azúcar. Una manera de disminuir el consumo de calorías es agregar agua o hielo a su jugo.

Ready to get healthy?

Contact Debbie today for a Nutrition Consultation!

Menos azúcar o menos grasa

El hecho de que un producto contiene poco azúcar o grasa no significa que no tiene calorías. Muchas veces, se reemplazan ingredientes para proporcionar más sabor pero eso no significa que el producto es más nutritivo.

¿Y si comemos enchiladas para la cena? Granos integrales o refinados...

Lea las etiquetas para asegurarse de que el primer ingrediente sea integral, de modo que elija tortillas con 100% trigo integral en lugar de harina sin blanquear.

¿Con o sin lactosa?

Si bien puede estar acostumbrado a la leche y al queso enteros, estas versiones tienen más grasa y colesterol. Elija los productos lácteos descremados o desnatados – leche, yogur y queso descremado que tienen mucho sabor, pero poca grasa.  ¡Una manera ideal para comenzar el día!

¡Tengo ganas de comer pescado!

Por lo general, estamos acostumbrados a carnes grasosas y jugosas. Si necesitamos reducir nuestro colesterol para tener un corazón más sano, es mejor elegir carnes con menos grasa o sustituirlas por pescado, que tiene ácidos grasos omega-3, ¡grasas buenas para nuestro corazón y nuestra salud!

¿Sabía usted que debemos comer como un arco iris?

La mitad de nuestro plato debe contener tantos vegetales y frutas como sea posible. En líneas generales, los vegetales y las frutas tienen un alto contenido de fibras y vitaminas, y pocas calorías – un trío perfecto para cada plato.

Comparta sus Comentarios:

¿Cómo es su experiencia al hacer las compras en la tienda de comestibles?

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Comment