623-444-2606
Debbie Polisky, MS, MBA

¿Saltearse el almuerzo también forma parte de sus tareas diarias?

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Queridos Amigos,

¿A veces se sienten así?

¡Nunca tengo tiempo para almorzar! Mi única comida es la cena, cuando estoy hambriento y agotado. ¡En ese momento tiendo a comer todo lo que encuentre en la heladera, incluso antes de la cena!

No está solo

En primer lugar, no está solo. Sus obligaciones laborales y los niveles de estrés en el trabajo probablemente son elevados. Su prioridad, tal como le ocurre a muchas otras personas, es el trabajo. Tal vez pueda combinar reuniones, responder a correos electrónicos y regresar llamadas telefónicas o informes completos durante el precioso tiempo del almuerzo. Lo sé bien. No es nada nuevo: ya me he encontrado en esa situación.

Investigación del Instituto Nacional de Envejecimiento

Quiero compartirle un interesante estudio de investigación realizado en el Instituto Nacional de Envejecimiento. Durante un período de dos meses, un grupo de mujeres y hombres de alrededor de 40 años de edad, todas personas con trabajos, hacían tres comidas por día. Luego, por otro período de ocho semanas, se saltearon tanto el desayuno como el almuerzo, pero consumieron la misma cantidad total de calorías solo en su comida de la noche.

Ready to get healthy?

Contact Debbie today for a Nutrition Consultation!

Los salteadores de comidas

Los salteadores de comidas (aquellos que se saltearon las comidas durante el día y comían solo por la noche) mostraban cambios metabólicos potencialmente riesgosos. Estos incluían niveles elevados de glucosa (azúcar) en ayunas, y una respuesta demorada de la insulina, lo que, a largo plazo, podría provocar la diabetes.

¿Qué se debe hacer?

Identifique oportunidades para comer: Si no puede comer un almuerzo, pruebe con un bocadillo saludable, tal como queso descremado en hebras o algo de fruta o una minicomida. Pregúntese qué es lo que mejor se adapte a sus horarios actuales. ¿Puede almorzar más tarde o más temprano antes de la reunión importante? ¿Puede intentar hacer un desayuno más abundante y luego incluir dos bocadillos a lo largo del día?

Es mejor darle combustible al cuerpo en lugar de pasar hambre o seguir posponiendo la comida. Los niveles de energía disminuyen y su rendimiento también disminuye. Comer con atención plena, sentarse y saborear una comida es lo ideal, pero si eso no es posible, asegúrese de no quedarse sin comer durante más de cinco horas. Su nivel de glucosa o azúcar en la sangre por lo general se agota en un par de horas, de modo que resulta imprescindible reponer su cuerpo con la alimentación.
Planifique sus comidas con anticipación: el domingo consulte su calendario de trabajo para decidir cuáles días puede traer su almuerzo al trabajo. Use las sobras de las comidas de su casa para llevarlas al trabajo. Asegúrese de incluir también algunos vegetales y frutas. Piense acerca de opciones saludables portátiles, como yogur, queso descremado, una mezcla casera de frutas secas, nueces y semillas.

Comparta sus Comentarios:

¿Qué come a la hora del almuerzo?

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Comment